Lluís no sabe hablar, pero se comunica sin palabras. A Lluís, no le molestan las cámaras ni las luces, pero pierde los papeles en cuanto se separa de su mamá. No atiende a razones, no quiere juguetes ni chupetes, pero de repente se escucha la voz de su papá, y Lluís abre los ojos, deja de llorar y se queda tranquilo, mirando y escuchando a ese señor tan simpático que nunca se separa de él. Sara y José, gracias por dejarnos contar historias como esta.

newborn

Comparte con tus amigos: